fbpx

Gastritis y reflujo en cifras

Una de cada tres personas en España padece reflujo gastroesofágico (ERGE), según datos de la Fundación Española de Aparato Digestivo (FEAD).

El reflujo compromete la calidad de vida y puede dar lugar a complicaciones si se mantiene en el tiempo. Detectar y prevenir es muy importante en esta enfermedad.

Si sospechas o tienes claro que eres parte de ese 33% de la población, este artículo es para ti. Te comparto información relevante sobre cómo se diagnostica, cuáles son sus síntomas y el modo de tratarlos y prevenirlos.

Qué son la gastritis y el reflujo

El reflujo es bastante común y muy desagradable para quienes lo sufren.

Aunque tiene relación con la gastritis como explicaré a continuación, no son lo mismo.

El reflujo gastroesofágico se conoce como la sensación de paso de contenido gástrico ácido desde el estómago al esófago. Esto provoca irritación y dolor.

La gastritis es una inflamación del estómago que produce dolor tipo ardor o cólico y se produce porque la mucosa está dañada. La gastritis puede favorecer el reflujo, aunque no siempre hay reflujo en las gastritis y viceversa.

Muchas personas presentan reflujo ácido de vez en cuando. Cuando este se repite en el tiempo puede causar enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Por qué se produce la gastritis y el reflujo

Nuestro estómago es capaz de producir ácido clorhídrico para disolver los alimentos. Aunque es un ácido abrasivo, al estómago no le afecta porque está preparado, pero a los órganos junto a él sí, me refiero al intestino y al esófago.

Para mitigar la abrasión nuestro cuerpo tiene dos mecanismos principales:

  1. Bajo el estómago el píloro controla el paso del bolo alimenticio al duodeno, donde el ácido se neutraliza con bicarbonato que segrega el páncreas.
  2. Sobre éste, el esfínter esofágico inferior impide el retorno del contenido estomacal a través del cardias y del esófago.

Algunas veces estas válvulas no se cierran del todo. En el caso del píloro es un problema menor, porque el páncreas está listo para neutralizar todo el ácido que sale del estómago. Sin embargo, si el esófago queda abierto, permite el retorno de la comida. Y sucede lo que se conoce como reflujo ácido o acidez que puede irritar el revestimiento del esófago. En estos casos hay hiperclorhidria o hiperclorhidria asociadas.

Síntomas del reflujo

El síntoma más frecuente es la pirosis, una sensación de ardor o acidez en la boca del estómago o en el centro del pecho. También es frecuente el sabor ácido en la garganta. 

Otros síntomas menos frecuentes son: 

  • Dolor de estómago 
  • Dolor en el pecho no quemante (en ocasiones se confunde con un infarto) 
  • Dificultad para tragar o atragantamientos frecuentes 
  • Dolor al tragar 
  • Faringitis crónica
  • Tos crónica, ronquera y asma 
  • Regurgitación de alimentos 
  • Neumonía 
  • Sinusitis crónica 
  • Despertarse con sensación de ahogo

Efectos en la salud y el bienestar

La gran mayoría de pacientes con reflujo nunca llegarán a desarrollar complicaciones, aunque se recomienda que las personas con ardores y regurgitación de alimento, se sometan de manera precoz a una endoscopia alta. Muchas llevan años tomando antiácidos y en algunos casos desarrollan patologías como el Esófago de Barrett o problemas respiratorios.

Hay distintas manifestaciones asociadas a la ERGE:

  • Esofagitis. Se lesiona la mucosa del esófago provocando “heridas” en forma de erosiones y úlceras, más en el tramo del esófago próximo al estómago (esófago distal). 
  • Estenosis. La inflamación crónica del esófago puede llevar a que el esófago poco a poco se vaya “estrechando”. Esto dificulta el paso de comida. 
  • Esófago de Barrett (EB). Las células normales del esófago son sustituidas por células intestinales, que tienen un bajo riesgo de degenerar en células cancerosas con el paso del tiempo.

Factores de riesgo

Existen diversos factores que inciden en esta problemática, vamos a verlos.

  1. La hernia de hiato puede provocar que quede abierto el conducto. Esto se debe a que el estómago, donde se une con el esófago (parte conocida como cardias), se sitúa por encima del diafragma, lo que impide el cierre correcto. 
  2. Por otro lado, algunos alimentos, condiciones físicas o nuestro estilo de vida pueden provocar el reflujo. 
  • Consumo de tabaco
  • Tener sobrepeso
  • Toma de antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • Consumo de alcohol
  • Alimentos: café, frutas cítricas, tomate, picantes, cebolla, ajo

Determinadas enfermedades o medicamentos pueden producir un desequilibrio en nuestro estómago entre la generación de ácido y la de los agentes protectores, moco y bicarbonato de sodio. Entre las afecciones que pueden provocar este desequilibrio, la más común es la infección por Helicobacter pylori.

Diagnóstico y tratamiento integrativo del reflujo

Pruebas diagnósticas

Generalmente, esta enfermedad se diagnostica basándose en los síntomas y en la respuesta al tratamiento, por lo tanto, no se requiere de pruebas diagnósticas la mayoría de veces. 

Los casos sin un claro diagnóstico, que resisten al tratamiento o muestran síntomas severos, son estudiados con las siguientes pruebas: 

  1. Gastroscopia o panendoscopia oral: permite evaluar el daño causado por el reflujo y la presencia de hernia de hiato o de complicaciones como el esófago de Barrett. 
  2. pHmetría esofágica de 24 h: el método de elección. Se registra el pH ácido que asciende al esófago durante 24 horas. Se aplica ante pacientes que vayan a ser sometidos a una cirugía antirreflujo (funduplicatura). 
  3. Manometría esofágica: sirve para medir las contracciones del esófago y la presión, la relajación y la contracción del esfínter esofágico inferior.

Tratamiento

La mayoría de las personas controla el malestar que provoca el reflujo con cambios en el estilo de vida. Otras pueden necesitar una cirugía para aliviar los síntomas, pero es poco frecuente.

Dieta

Hay ciertas comidas que pueden ayudarnos a aliviar el malestar. Fueron descritas en un estudio elaborado por un equipo de investigación de la India. Crearon un estómago artificial, y observaron que los alimentos que mejor neutralizan la acidez son (de peor a mejor):

  • Limón
  • Pepino
  • Rábano
  • Brócoli
  • Berza
  • Cuajada
  • Bicarbonato sódico

Método AMA (alimentación consciente, mente-cuerpo y autoconocimiento)

Quiero hablarte del método AMA porque es un método integrativo que te permitirá dejar atrás tus problemas de reflujo.

Permite comenzar a experimentar resultados a las 2 semanas, efectos notables a las 4 y alcanzar una recuperación en 12 semanas. Siempre que se lleve a cabo el tratamiento completo.

Este proceso sigue los siguientes pasos:

  1. Eliminación de los 5 venenos blancos.
  2. Eliminación de productos lácteos de origen animal vacuno.
  3. Llevar a cabo una dieta sin gluten.
  4. Realizar la combinación de los alimentos para evitar efectos como la fermentación y la putrefacción intestinal.
  5. Eliminar de la dieta aquellos alimentos que alteran el sistema nervioso simpático, S.N.S. Estos alimentos contienen: cafeína, purinas, grasas no saludables y metales pesados.
  6. Realizar limpiezas intestinales naturales.
  7. Realizar limpieza hepática natural.

Además, de manera transversal es necesario realizar:

  1. Fitoterapia
  2. Terapia psicosomática
  3. Ejercicios físicos específicos.
  4. Activación del Nervio Vago.
  5. Jugos verdes.

Conclusión

El reflujo gastroesofágico es un problema que afecta a un tercio de la población. Como has visto, sus causas tienen relación con alteraciones físicas, pero también con la alimentación y nuestro estilo de vida. Es importante prevenir siempre, porque cualquier enfermedad que se cronifica puede tener consecuencias graves para nuestro organismo.

Mi objetivo es ayudarte a entender las causas tras los problemas que sufres y ayudarte a hacer los cambios que tu cuerpo necesita para aliviar el dolor, mejorar los síntomas y restablecer tu salud.

Con ese fin llevo años investigando y aplicando en mí misma lo aprendido, para observar la eficacia de los tratamientos. Es muy importante que estemos atentas a las señales que nos envía nuestro cuerpillo y darle lo que necesita, yo lo he logrado y ahora voy a ayudarte a conseguirlo.

¿Te gustaría tratarte con el método AMA?

Si deseas conocer mi diagnóstico y tratar de forma personalizada tu caso a continuación te dejo el siguiente enlace para que puedas ver en qué consiste el método AMA y puedas reservar una llamada (sin costos) donde se te informará de todo al detalle.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL MÉTODO AMA

Fuentes consultadas:

  • Vandana Panda  et al.
    A comparative study of the antacid effect of some commonly consumed foods for hyperacidity in an artificial stomach model. Complementary Therapies in Medicine (2017)
  • Web de la Fundación Española del Aparato Digestivo

¿Te ha parecido interesante? Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *